Las voces de repudio de hijas e hijos de genocidas llegan al Concejo

Las voces de repudio de hijas e hijos de genocidas llegan al Concejo


3 marzo, 2020 Desactivado

El Concejo Deliberante de Viedma recibirá al colectivo “Historias desobedientes y con faltas de ortografía” para presentar su libro “Escritos desobedientes: Historias de hijos, hijas y familiares de genocidas por la Memoria, la Verdad y la Justicia”. Será este jueves, a las 18.

Por iniciativa del concejal Luciano Ruiz  y las concejalas Zulma Romero (FdT) y Maricel Cévoli (JSRN), la publicación fue declarada de interés por el cuerpo legislativo municipal.

La actividad, organizada por “Mujeres y Dictadura”, visibiliza el repudio de familiares de genocidas sobre el accionar de sus padres, tíos, abuelos y hermanos como miembros de las fuerzas de seguridad y cómplices civiles y judiciales durante la dictadura militar que azotó a la Argentina entre 1976 y 1983.

Realizar este tipo de actividades nos brinda la posibilidad de mantener viva la memoria”, expresó la Presidenta del Concejo, Maricel Cévoli.

Asimismo, destacó como hecho fundamental la valentía de quienes deciden desestructurar el sistema psíquico, cuestionando el nombre de quien nos significa, “esa persona que tal vez no representa aquello que en mi deseo podría ser real y constituye una figura que a todos nos simboliza dolor; y, por eso, lo cuestiono y lo puedo confrontar”, explicó Cévoli.

Por otra parte, el edil Luciano Ruiz resaltó la importancia de que el Concejo Deliberante “sea una caja de resonancia de temáticas que nos han atravesado históricamente como sociedad y hoy debemos seguir recordando para mantener viva la Memoria, la Verdad y la Justicia”.

Es determinante que un cuerpo legislativo municipal, que es un espacio de representación democrática, pueda visibilizar estas temáticas y acercarlas a los vecinos y vecinas. Escuchar el relato de un hijo o hija que no se reconcilia y se enfrenta a las imposiciones del silencio y del orden familiar en pos de la verdad, nos brinda la posibilidad de ser parte de la historia, desde un lugar muy pocas veces visto y escuchado. Son relatos valientes e inspiradores que vale la pena conocer e incorporar”.

El colectivo “Historias desobedientes y con faltas de ortografía” surgió como agrupación en respuesta a las políticas regresivas en Derechos Humanos y en el marco del intento de ampliación del beneficio del sistema judicial conocido como “2×1” para los condenados por crímenes de lesa humanidad.